Una de las obras más emblemáticas en cuanto al ámbito de los equipamientos urbanos que ha realizado Calaf Constructora es la remodelación del Mercado del Ninot de Barcelona, una obra que se está ejecutando en estos momentos, y que se lleva a cabo a través de una UTE en la que participan la compañía calafina junto con Rubau y Vías y Construcciones.

El mercado del Ninot-un edificio que data de 1933 - es hoy uno de los mercados líderes de la red municipal barcelonesa. De estructura metálica y cerramiento perimetral de obra vista es, además, uno de los edificios públicos más característicos del Distrito del Eixample.

Después de dos primeras fases durante las cuales se reformaron los cimientos y los muros de contención, lo que está llevando a cabo actualmente es la tercera y última fase, que consiste en la construcción de las dos plantas subterráneas que darán servicio al mercado y también la renovación del edificio del que hasta ahora ha sido el mercado.

Se están rehabilitando las fachadas, se renueva la cubierta del mercado, se están haciendo las nuevas paradas exteriores que quedarán adosadas a la fachada del mercado-en las calles Villarroel y Casanova-, así como también todos los acabados necesarios tanto en el interior como en el exterior. También se están instalando placas fotovoltaicas en la cubierta, que darán energía eléctrica y agua caliente sanitaria, además de otras medidas de ahorro energético, tales como los sistemas de recuperación de la energía en el sistema de ventilación, el aprovechamiento al máximo de la luz natural y una gestión más eficiente de la luz artificial del aparcamiento.

Aparte del Mercado del Ninot, la empresa también ha participado en la construcción de otros edificios de estas características, como el Mercado Central de Frutas y Verduras de Lleida. El centro, construido en un solar de 4,2 ha, consta de dos construcciones diferenciadas: el mercado de mayoristas y la nave de productores. La primera está dividida en 22 módulos y dispone-entre otras prestaciones-de muelles de carga y descarga, aislamiento térmico y servicios centrales (oficinas, aseos, administración, bar y restaurante). La nave de productores destaca por su estética innovadora, con una cubierta formada por cuatro pirámides cuadradas, sustentadas por un pilar central, que disponen de lucernarios para proporcionar luz natural y ventilación en el interior. El Mercado dispone, además, de 383 plazas de aparcamiento.

 

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información