Las obras de rehabilitación de la Masía Can Fargas que lleva a cabo Constructora Calaf, avanzan para poder acoger una escuela de música en el barrio de Horta-Guinardó de Barcelona antes de fin de año. La masía consta de varias edificaciones que han sufrido transformaciones desde el siglo XIII en torno a una torre románica defensivo datada del siglo XI y catalogada como Bien Cultural de Interés Nacional. En el exterior la rodea un área ajardinada de unos 4.000 m2 distribuidos en dos cotas.